exaltación o permanencia

La cotidianidad. No me gusta cuando la vida se convierte en un simple continuar. Llevo un gran pulso que me empuja a quitarle el velo a las imágenes ocultas. Es necesario el descubrimiento para conquistar una resurrección.



El otro día miré el rostro de una mujer.
diecinueve años, no podía tener mas.
En su mirada estaba la dulzura

Observé un ave.
Un ave capaz de cruzar los cielos.
Tenía un barril en el que las abejas habían dejado su miel
¿Qué podía hacer yo con tanta dulzura?

Conocí a una chica, diecinueve años.
En su boca estaba la misma dulzura.
Pero Hasta el mas dulce de los dulces puede dar nausea.

La exaltación. Recargar las baterías del Ego. Es como tener dos ojos, una nariz y boca, el egoísmo no es un defecto de fabricación. El intercambio de mercancía tampoco lo es. Necesidades egoístas o dar lo que se tiene para recibir lo que se quiere. La lógica de una persona egoísta es la lógica mas simple.

Es hereditario, como el instinto de supervivencia,.. pero hasta las aves y ratones son capaces de ser egoístas

Conocí a una chica, diecinueve años
En su boca estaba la misma dulzura
Besaba como cuando las abejas besan a las flores, con dulzura
Pero era el único sabor que su boca tenía.

Amar es estar preparado para abandonarse
El otro día miré el rostro de una mujer.
diecinueve años, no podía tener mas.
En su mirada había una invitación a la vida

2 comentarios:

Conde dijo...

Me gusta tu poesía. Es reconfortante.

Karol López dijo...

Hermoso poema!
Me fascino tu dominio con las palabras, hace que leerlas sea un placer para mis oídos, gracias.